martes, 4 de octubre de 2016

¿Qué tienen en común las FARC y Nicolás Maduro?

Yo sí creo que las FARC quieren la Paz. Es decir, ellos quieren estar en paz. Al parecer el plan de las FARC es acabar con una guerra inútil al ver que por las armas va a ser imposible tomar el poder en Colombia. Pero tuvieron el ejemplo de Venezuela en el que se dieron cuenta que por la vía política, a Hugo Chávez no le tomó sino 6 años en hacerse presidente luego de su fallido golpe de Estado.


Pero el inconveniente para ellos es que bajo el marco legal colombiano y bajo la legislación internacional, la justicia los perseguirá en lo que se desmovilicen y entreguen sus armas sin tener habilitación para entrar en la política colombiana. La única opción en libertad para los integrantes de las FARC en ese escenario, es vivir en calidad de asilado en algún país como Rusia o Cuba. 

Por eso en negociaciones previas con el Gobierno de Juan Manuel Santos fueron a la mesa de negociaciones para buscar la “Paz" Después de más de 50 años de guerrilla, cualquiera buscaría la paz, y en el caso de Colombia la Paz llegaría automáticamente si las FARC se rindieran y entregarán sus armas, pero la Paz que ellos quieren es estar ellos en paz. La mesa de negociaciones lo que siempre ha buscado es la impunidad y la inmunidad ante los crímenes cometidos por las FARC y la habilitación política para hacer al guerra al actual modelo por medio de las urnas electorales. Por ello los acuerdos que se votaron el 2 de octubre no fueron ratificados por el pueblo Colombiano. El pueblo quiere paz, pero también quiere que se haga justicia por los crímenes tan graves cometidos por el grupo terrorista y narcotraficante de las FARC.

En el caso de Venezuela ocurre algo similar con el presidente Nicolás Maduro.

El pueblo quiere que Nicolás Maduro renuncie o sea revocado. Pero el presidente de Venezuela sabe que el pueblo también quiere que se haga justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos, por los actos de corrupción, por las mentiras que deslegitiman al Gobierno como la fecha y lugar de muerte de Hugo Chávez y la nacionalidad de Nicolás Maduro, y por todo el sufrimiento provocado por la inseguridad, la escasez, la persecución política, la salud y por la traición cometida al regalarle el país a Cuba. 

Por eso no renuncia Nicolás Maduro ni lo dejan renunciar. Sus cómplices retrasan el Referendo Revocatorio para darle más tiempo al chavismo hasta el 2019, por eso el TSJ bloquea totalmente los actos y decisiones de la Asamblea Nacional y por eso no tendremos elecciones de gobernadores a tiempo, porque saben que perderán el control regional en todo el país.

La gran diferencia entre Colombia y Venezuela es que en Colombia no están secuestrados los poderes autónomos por un partido comunista. Y la muestra la da el más claro ejemplo de eficiencia y transparencia, al realizarse una consulta popular en tan sólo seis semanas y comenzar a dar los resultados desde los 15 minutos siguientes al cierre de las mesas. Además en tan sólo una hora se conoció la tendencia irreversible que daría vencedor a la opción del no.

Para finalizar no creo que las FARC en Colombia ni Maduro en Venezuela quieran realmente beneficiar a su país, ellos lo quieren es salvarse de la justicia, evitar la cárcel, y procurar su beneficio personal a costa de lo que sea: la impunidad en Colombia y el hambre en Venezuela.

Twitter: @presentevzla

Te puede interesar: